Cartas de crédito: autonomía del crédito y estricta performance

Cartas de crédito: autonomía del crédito y estricta performance

Cartas de crédito: autonomía del crédito y estricta performance

Cartas de crédito: autonomía del crédito y estricta performance

 

En los pagos internacionales a través de Cartas de Crédito existen dos principios fundamentales orientando estas operaciones:

a) EL PRINCIPIO DE LA “AUTONOMÍA DEL CRÉDITO”, y

b) EL PRINCIPIO DE LA “DOCTRINA DE LA ESTRICTA PERFORMANCE”.

 

De acuerdo con el principio de la “Autonomía del Crédito“, el crédito documental es una operación separada e independiente del contrato de venta que le da origen. La operación financiera es independiente de la operación comercial.

La doctrina de la “Estricta Performance” es el principio legal que autoriza al banco a rechazar documentos que no estén en estricta conformidad con los términos del crédito documental.

Resumiendo, los créditos documentales son, por naturaleza, transacciones separadas de las operaciones o otros contratos en que se basan, y los bancos no estarán de manera alguna vinculados a dichos instrumentos, aunque cualquier referencia a éstos esté inserta en el crédito. Por lo tanto, los créditos documentales se ocupan de documentos y no con las mercancías o servicios o incluso la “performance” que los documentos exigen.

Las garantías dadas por el importador, al banco, pueden ser billetes prometedores firmados por el importador cubriendo el valor total de la operación, prenda mercantil del 100% del valor principal del crédito (bienes en garantía), con fiel depositario recibiendo por mandato, en nombre del banco , el depósito de valores en garantía junto al banco (el porcentaje del valor depositado en relación al crédito dependerá del grado de relación entre banco emisor y comprador/aplicante), seguro de los bienes embargados con el banco figurando como beneficiario de las pólizas, compromisos de cierre del contrato el cambio para el pago de la nota promisoria, la fianza de duplicados, etc.

Es importante recordar que esta modalidad de pago es aplicable a prácticamente todo tipo de operación comercial, existiendo Cartas de Crédito transferibles, renovables, rotativas, revocables, que permitan pagos parcelados (embarques parciales), descuentos anticipados de valores (“red clause“), y que, en el caso de créditos/garantías bancarias, a menudo se utilizan para el apalancamiento de las financiaciones internacionales, tanto por los exportadores y los importadores.

 

Cartas de crédito: autonomía del crédito y estricta performance

Usted puede saber más sobre las Cartas de Crédito en IntradeBlog: https://blog.intradebook.com/es/cartas-de-credito-pagamentos-internacionales/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: